dijous, 23 de juny de 2011

Templo de Kom Ombo

Época ptolemaica. Hacia el 300 a.c.


El templo de Kom Ombo, fue construido por los últimos reyes ptolomeos sobre un antiguo santuario. La particularidad de esta construcción, es que es un templo doble, dedicado a dos dioses: Horus, representado por un halcón, y Sobek, el dios cocodrilo. Todo en el templo es doble, dos pilonos, dos entradas, dos patios, dos salas hipóstilas y dos santuarios. Tiene además un edificio aislado delante del pilono, el mammisi, lugar de nacimiento divino del faraón.

Los capiteles de sus columnas son diferentes de los clásicos, e incorporan nuevas formas, inspiradas en motivos vegetales. En cuanto a su estructura, imita la distribución espacial de los templos anteriores, de etapas plenamente faraónicas, pero sin la elegancia y sobriedad de éstos. Además la decoración, repite escenas religiosas de otros tiempos, pero adaptadas a la moda de la época, presentando figuras poco esbeltas. También la escritura sagrada, los jeroglíficos, acusan el cambio de estética, y carecen de la gracia y la belleza caligráfica que siempre habían tenido, perdiendo la armonía tradicional de signos y figuras.


Después de la primera sala hipóstila y la primera sala intermedia, se puede observar una escena donde se explica el sistema numérico del Egipto antiguo.

En la parte trasera del muro de piedra detrás del santuario, se puede admirar una escena dedicada a Imhotep, el dios de la medicina en la cual se puede apreciar todo el instrumental quirúrgico que se utilizaba en aquellos tiempos.

La gran aportación de este periodo de la arquitectura, es la gran cantidad de información de tiempos ya perdidos que hay grabada en los muros de sus templos, construidos en un momento en que la cultura faraónica, ya casi había desaparecido.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada