dimecres, 22 de juny de 2011

Templo de Ramsés II (Abu Simbel)

Imperio Nuevo. XIX dinastía. Hacia el 1250 a.c.



El templo se abre con un pórtico que da paso a un atrio y una terraza, donde se encuentra la fachada excavada en la roca, de 35 metros de anchura por 30 metros de altura, con un podio que soporta las cuatro colosales estatuas de Ramsés II, de 20 metros de altura y talladas en la roca. Representan al rey con el nemes (tocado egipcio de tela que cubría la cabeza de los reyes, caía a ambos lados del rostro y se anudaba en la parte posterior), la doble corona de las dos Tierras, la barba postiza (símbolo del faraón en vida), el collar y un pectoral grabado con el nombre de la coronación. A cada lado de cada uno de los cuatro colosos, están representados familiares directos del faraón. En la base de los dos colosos centrales hay una representación de las divinidades del Nilo, que significan la unificación de las Dos Tierras (Alto y Bajo Egipto). Estas cuatro estatuas sustituyen al tradicional Pilono del templo egipcio, y rinden tributo al ego del faraón, pues son un fiel retrato del rey en plena juventud.


Otro tributo a la egolatría real es el nicho de la entrada con un grupo escultórico que representa simbólicamente una escritura criptográfica del nombre de entronización del faraón, Usermaatra.


En el interior del templo, se encuentra la gran sala hipóstila, soportada por ocho pilares osiríacos sobre los que se apoyan otros tantos colosos, cuatro a cada lado, que representan a Osiris con los rasgos de Ramsés II. Cada uno de los colosos mide diez metros de altura. El techo de la sala está decorado con pinturas que representan a la diosa Nejbet.


A derecha e izquierda se abren ocho dependencias (cuatro por lado), dedicadas a almacén para los objetos de culto.


A continuación, siguiendo el eje principal, se accede a una segunda sala hipóstila, más pequeña, sostenida por cuatro columnas, decorada con escenas del rey abrazado por diferentes divinidades. Conduce a través de tres puertas a la sala de ofrendas, que a su vez conduce al Santuario donde nos encontramos con cuatro estatuas talladas en la roca, que representan de izquierda a derecha a Ptah (dios de Menfis), Amón-Ra (dios nacional), Ramsés II divinizado con la corona azul de la guerra, y Re-Harakhti.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada