dijous, 30 de juny de 2011

Grecia: Tipología de sus Templos

El templo griego es un espacio sagrado, el témenos, rodeado de un muro perimetral, el períbolos, que lo separaba del mundo profano. Su ubicación se decidía en función de un hito o de un numen, un elemento ancestral de carácter cultal, un árbol sagrado, una fuente, una gruta, una montaña o cualquier otro elemento susceptible de culto, que se consideraban manifestaciones de la divinidad, en griego cratofanías.

Sin embargo eran necesarios otra serie de requisitos que dotaban al lugar de su carácter sacro: 

  • La presencia de agua, ya fuera una fuente natural, un río o un manantial.
  • Una buena orientación con respecto al sol, la fachada principal era siempre la oriental.
  • Un espacio natural privilegiado, una hermosa vista que ayudara al éxtasis y a la comunión con las fuerzas divinas.

Los primeros templos eran una recreación de las antiguas estructuras de madera, con un módulo muy alargado, que presentaba una estancia, la cella, donde residía la estatua del dios al que estaba consagrado.  Posteriormente este espacio se vio compartimentado por muros transversales y aparecieron los tres espacios típicos del templo griego y que van a estar presentes durante los periodos posteriores: 

    • Pronaos o vestíbulo
    • Naos o cella, el propio templo
    • Opistodomos, una sala sin comunicación directa con la cella o naos. Esta estancia, fue sustituida en los templos de función oracular, por el adyton, una habitación, que en este caso si se comunicaba con la cella, donde se realizaban ciertos rituales secretos.

    La mayoría de los templos griegos son los llamados perípteros, caracterizados por disponer de un anillo de columnas que los rodean. Se clasifican por el número de columnas que tiene en el lado corto, así si tiene seis se llama períptero hexástilo, sí es de ocho períptero octóstilo, sí es de diez períptero descástelo y sí es de doce períptero dodecástelo. Además se añadía una regla por la cual el número de columnas del lado largo debía de tener el doble más una, de las columnas de los lados estrechos.

    La parte principal del templo griego era la cella, donde se encontraba la estatua del dios, cuyas paredes eran en un principio de ladrillo, aunque evolucionaron hacia la piedra. Era de dimensiones reducidas y no tenía ventanas. Se cree que estaba iluminada únicamente por lámparas de aceite, que ardían a los pies de la estatua de culto. Era un espacio reservado a los sacerdotes, aunque si podían entrar otras personas, sin que se considerara sacrilegio.

    Otro elemento característico de los templos griegos, es el crepidoma, o plataforma escalonada construida en piedra sobre la que se asienta el templo. En el mundo clásico estaba conformada por tres escalones que tienen la función de sobreelevar el edificio, separando simbólicamente la residencia de los dioses del nivel del suelo. El tamaño de los escalones debía guardar una proporción con las dimensiones del templo.



    Órdenes clásicos

    Un orden arquitectónico es un sistema que afecta el proyecto de un edificio dotándole de características propias, y comprende el conjunto de elementos previamente definidos y conjuntados que relacionándose entre sí, otorgan al conjunto armonía, unidad y proporción según los preceptos clásicos de belleza. En la arquitectura griega clásica el orden fijaba la relación entre el elemento sustentador, la columna, y el sustentado, el dintel. Los griegos sólo utilizaron tres órdenes: dórico, jónico y corintio.

    El elemento constructivo más representativo y diferenciador es la columna. Se divide en tres partes: basa, fuste y capitel. En el orden dórico griego, la columna no tiene basa. En los edificios clásicos las columnas soportan la estructura horizontal que se denomina entablamento, que normalmente se compone de tres partes superpuestas: arquitrabe, friso y cornisa. A veces el conjunto se erige sobre un pódium o pedestal: el estilóbato.

    El orden dórico es el más simple, y se empleaba en exteriores, especialmente en los templos dedicados a los dioses masculinos. En cambio los órdenes jónico y corintio, se utilizaban tanto en el interior como en el exterior, en los templos dedicados a deidades femeninas.

    Cap comentari:

    Publica un comentari a l'entrada