dimecres, 14 de setembre de 2011

Lisístrata: el "No a la Guerra" de las Mujeres Atenienses


La idea del “no a la guerra”, no es una invención moderna. Ya en la época de la Grecia Clásica, el concepto fue puesto en escena por el autor Aristófanes, en su obra Lisístrata. En ella, un grupo de mujeres lideradas por la bella Lisístrata, hartas de la guerra y del abandono que sufrían por parte de sus hombres, idean un plan para que abandonen la contienda y atiendan sus obligaciones familiares.

La comedia griega presentaba situaciones cotidianas, ridiculizando habitualmente a los personajes políticos de la época. Aristófanes se muestra, como en toda su obra, ácido e irónico en ésta comedia, circunstancia que en ocasiones le acarreó problemas con la justicia.



Quién es Aristófanes?

Aristófanes fue un dramaturgo griego nacido en el demos de Cidateneo, perteneciente a Atenas, en el año 445 a.C., por tanto en el periodo de la pentecontecia o “periodo de cincuenta años”, durante los cuales la paz y la prosperidad económica permitieron a Atenas ofrecernos algunas de sus máximas realizaciones culturales. Murió en Atenas el año 386 a.C. habiendo tenido tres hijos y escrito más de cuarenta comedias, de las cuales sólo once han llegado hasta nuestros días. Estrenó su primera comedia, Los Invitados, hoy perdida, a la edad de 18 años, en plena Guerra del Peloponeso. Ésta guerra marcó profundamente su producción, hasta el punto que tres de sus obras conservadas son un alegato a favor de la paz y de la reconciliación de todos los griegos.

Su obra se caracteriza por el tono crítico e irónico con el que parodiaba a hombres célebres de su época, como Cleón o Sócrates, por quienes no sentía excesivas simpatías. Su postura conservadora le llevó a ser reacio ante cualquier nueva doctrina filosófica, e incluso consideró el teatro de Eurípides como una degradación del teatro clásico. Esta mordacidad es su obra, le acarreó algún que otro problema con los tribunales de justicia, a quienes por otra parte también ridiculizó, considerando a los atenienses muy dados a los juicios.

Qué es la Lisístrata? Contexto histórico

Lisístrata es una comedia política, entendiendo el término en el sentido de que va dirigida a la polis, pero empieza a representar un cambio sobre las anteriores obras de Aristófanes. En ella ya no hay ataques directos contra personajes identificables, como era habitual en comedias anteriores, tendencia que continuará en aumento en sus obras posteriores.

Fue presentada a concurso en el marco de las fiestas Leneas, en honor de Dionisio Leneo, con el nombre de Calístrato, que era su didáscalos (maestro de escena), en el mes de enero de 411 a.C. Ignoramos porque Aristófanes no presentó la obra con su nombre, pero se especula que fue debido a que en el mismo concurso presentó otra obra, Las Tesmoforias, aunque no podemos afirmarlo. Tampoco sabemos contra que obras compitió, ni si obtuvo algún premio.

La obra se sitúa en el contexto de la Guerra del Peloponeso, en el año 411 a.C. Tras la frágil paz de Nicias en el año 421 a.C., que no contentó a ninguna parte y que de hecho no fue efectiva pues los combates tardaron poco en reanudarse, los atenienses se enfrascan en una nueva aventura, como es la conquista de Sicilia, que acabó con un sonoro fracaso de sus tropas. Esto debilitó aún más la resistencia ateniense, que empezó a pasar por un delicado momento político. En éste momento las facciones oligárquicas crecían y pronto podrían disputar el poder y derrocar a la democracia ateniense.

En la obra, los hombres de Atenas y Esparta, enfrascados en la guerra, han abandonado sus obligaciones familiares, y las mujeres, a la cabeza de las cuales se halla la bella Lisístrata, urden un plan para conseguir que los hombres vuelvan a sus hogares: comenzaran una huelga de sexo que no terminará hasta que los hombres dejen de luchar y firmen la paz.



Qué es el dinero que se guardaba en la Acrópolis?

Durante la época de Solón se llevó a cabo una reforma monetaria que hizo de la dracma la moneda oficial ateniense. Ésta se realizaba en plata, y llevaba acuñada en el anverso el símbolo de Palas Atenea, diosa de la ciudad, y en el reverso, la lechuza, símbolo de la sabiduría.

Es muy probable, que la plata a la que se refiere el texto, se trate de dracmas recaudadas a los contribuyentes u obtenidas en las guerras contra sus enemigos por los atenienses, y que se guardaban en la Acrópolis para invertirlos en las guerras actuales o venideras. En definitiva, se trata del tesoro público de Atenas.



Quién es Pisandros?

Pisandros fue un ateniense de la demos de Acarnes, nombrado arconte epónimo (el que realmente gobernaba) de Atenas, el año 414 a.C., cargo que sólo podía ejercerse una vez en la vida y por un periodo de un año. Pero tras el desastre de Sicilia, los partidarios de la oligarquía toman el poder en Atenas, y Pisandros se erige en líder de la facción más intransigente y radical al frente del gobierno de los Cuatrocientos. En su afán por mantenerse en el poder, llega a pedir ayuda a Esparta para controlar la contrarrevolución emprendida por Samos, pero la facción moderada del partido se impone, confisca sus propiedades y no permite su vuelta a Atenas.

Este personaje tenía fama de avaro por lo que fue satirizado por los poetas griegos, entre ellos Aristófenes, como en el texto en boca de Lisístrata.



Traducción y descripción de términos griegos

·         próboulos= en el texto es el nombre que se le da a un magistrado. Podría significar “propuesto para el Consejo” (boulé), órgano de gobierno de la democracia ateniense.

·         démos= distrito, demarcación, pueblo (conjunto de hombres). Puede referirse en el texto a la asamblea por la que preguntaban las mujeres a sus hombres.

·         stéle= bloque de piedra. En el texto habla de una inscripción, que se realizaría en  un bloque de piedra.



Elementos característicos de la condición femenina

Las mujeres se presentan como las administradoras del dinero en el seno del hogar, resignadas ante las ocupaciones bélicas de los hombres, conciliadoras, sumisas ante sus maridos y protectoras del género masculino ante sus continuos errores.

Finalmente el coro de mujeres recita toda una serie de virtudes de las mismas: clase, gracia, coraje, sabiduría, amor por la ciudad y una juiciosa virtud.



Posición de las mujeres en la sociedad ateniense

La sociedad ateniense era un patriarcado donde solo los hombres tenían todos los derechos, mientras las mujeres se dedicaban únicamente al cuidado del hogar. No podían acceder a la política ni tenían derechos jurídicos. Toda su vida estaba bajo la tutela de un hombre: primero su padre, después su marido, su hijo si enviudaba, o el pariente más próximo si no tenía descendencia masculina. El matrimonio lo pactaba su familia sin que ella tuviera derecho a réplica, y su función consistía en proporcionar hijos que pudieran heredar los bienes paternos y cuidar de ellos así como del hogar conyugal.



Reacción de las mujeres ante la política del momento

Las mujeres, hartas tras largos años de guerra y a la vista de que la situación empeoraba cada vez más, deciden dar un paso adelante para solucionar el conflicto. Sabedoras de que los hombres necesitan dinero para sufragar su conflicto, se encierran en el lugar donde éste está guardado, la Acrópolis, para impedir que puedan utilizarlo.

También deciden forzar el regreso de los hombres y así evitar que sigan destruyéndose unos a otros, mediante una artimaña: no mantendrán relaciones sexuales con ellos hasta que no se firme la paz.



Como se articula la tensión dramática?

La tensión dramática se articula mediante el retardo en la resolución de las preguntas que formula el magistrado a Lisístrata. Es un recurso habitual en el teatro, como también lo es el caso contrario, la rápida respuesta a la primera cuestión, que pone en marcha el conflicto inmediatamente. Otro elemento que aumenta la tensión dramática es la intervención del coro en diversas partes de la obra, que rompe la discusión en el momento álgido de la misma.



Papel del coro. Para qué sirven sus palabras?

En la comedia griega el coro representa a la comunidad, y a menudo sus palabras se reproducen en forma de cánticos y danzas. La intervención del coro rompe con la discusión entre Lisístrata y el magistrado, y focaliza la acción en la realidad, en forma de descripción de las virtudes femeninas, dividiendo dos episodios de la acción. Este recurso se denomina estásimos, y era muy utilizado por los poetas griegos.

En general el coro era fundamental en la comedia griega. Podía tomar el punto de vista del autor o del pueblo, y comentaba situaciones, o criticaba abiertamente hechos. Solía estar formado por bailarines, cantantes y recitadores y habitualmente acompañaban sus intervenciones con sonidos de flautas.



Elementos de comicidad de la obra

Las mujeres ridiculizan las acciones de los hombres y las decisiones erróneas que toman continuamente en los asuntos de la guerra. Satirizan sobre la avaricia de los dominantes, siempre dispuestos a robar la plata del tesoro público, y proponen intercambiar los papeles otorgando al hombre las funciones ejercidas por las mujeres, mientras afirman que ellas serán capaces de ejecutar de mejor manera el gobierno de la ciudad. Todos estos elementos debieron de impactar sobremanera en una sociedad extremadamente machista como la ateniense. Finalmente, la intervención del coro con sus danzas y cánticos, rompe con un toque cómico la tensión del diálogo.

El elemento cómico básico de la obra es la figura de la protagonista, Lisístrata, que se propone iniciar una empresa que, de entrada, parece absolutamente irrealizable, pero que con un importante añadido de fantasía va consiguiendo sus objetivos. Para ello, es necesario que la protagonista posea una buena dosis de picardía, como es el caso, hasta alcanzar el triunfo en sus planteamientos.



Posición del autor respecto al conflicto. Representa a la sociedad ateniense?

Aristófanes es un convencido pacifista, pero no en todo el sentido de la palabra. Es partidario de la paz en el caso concreto de la Guerra del Peloponeso, pero defiende las campañas militares que liberaron Grecia del dominio persa. Podríamos decir que el pacifismo de Aristófanes es “nacionalista”, como demuestran las palabras de Lisístrata en un pasaje de la obra, en el que se dirige tanto a atenienses como a espartanos:

“Habiendo como hay, enemigos con sus ejércitos bárbaros, vosotros destruís hombres y ciudades griegas” (vers. 1131)

El pueblo ateniense en general, manifestaba cierto cansancio por la larga duración de la guerra, y en parte se veía representado por los postulados de Aristófanes.

1 comentari: