dilluns, 12 de setembre de 2011

Pequeñas Cuestiones sobre la Edad de Oro de la Grecia Clásica (2)


Razones de la Realpolitik ateniense

La Realpolitik ateniense se basa en un discurso propagandístico que hace hincapié en que el más fuerte siempre triunfa, y que el más débil no tiene más remedio que aceptar la situación o atenerse a las consecuencias. En un pasaje de la Historia de la Guerra del Peloponeso (pág. 520), concretamente en el Diálogo de Melos, Tucídides dice:

“ATENIENSES.- Os es ciertamente provechoso [aceptar el sometimiento], porque más vale que seáis súbditos que sufrir todos los males y daños que os pueden venir a causa de la guerra; y nuestro provecho consiste en que nos conviene más mandaros y teneros por súbditos que mataros y destruiros”

Amparada en su poderío militar, Atenas no dudó en bloquear y sancionar económicamente a quienes no estuvieran dispuestos a obedecer sus órdenes, cuando no eran sometidas violentamente y obligadas a aceptar la instalación de colonias y contingentes militares atenienses, que intervenían en sus asuntos políticos, económicos y judiciales.



Tucídides y su obra Historia de la Guerra del Peloponeso

Tucídides nació en torno al año 460 a.C., probablemente en Halimunte, en el Ática, en el seno de una familia aristocrática. Su padre, Oloro, fue ciudadano ateniense, y su familia poseía ricas minas de oro en la región costera de Tracia. Fue discípulo de Anaxágoras y del orador Antifonte. En el año 424 a.C. fue elegido estratega, y tomó el mando de una operación naval enviada a Tracia por Atenas, pero no pudo evitar la toma de Anfípolis por el espartano Brásidas. Dada la gran importancia estratégica de la ciudad en el dominio terrestre y marítimo de la región, Tucídides fue acusado de negligencia, y fue juzgado y condenado al ostracismo. Su exilio duró veinte años, y durante el mismo se dedicó de lleno a sus tareas literarias y a observar el curso de la guerra, documentando su obra con informes y noticias provenientes de los dos bandos en disputa. Su muerte se fija en torno al año 398 a.C., y probablemente fue asesinado en su residencia en Tracia. La narración de la Historia se interrumpe bruscamente en el capítulo XV del libro VIII, hecho que fortalece la hipótesis de una muerte violenta.

La obra de Tucídides está compuesta de ocho libros, aunque esta división no se corresponde con la original. Tiene dos partes muy diferenciadas:

·         La primera, se corresponde con el libro I, narra los antecedentes históricos de la Guerra del Peloponeso.

·         La segunda, ocupa el resto de la obra, y está dedicada a narrar los acontecimientos del conflicto. Existe una subdivisión en esta segunda parte, hasta la tregua de Nicias, y los hechos posteriores, hasta que se trunca el relato, pues el autor sólo alcanza hasta el año veintiuno de una guerra que duró veintisiete años.



Qué es Melos (Milo)? Dónde está situada?

Melos es la isla más sudoccidental de las Cícladas a unos 120 km. de la costa de Laconia, y a unos 150 km. al sudeste de Atenas. Se trata de una isla volcánica, cuyo cráter, invadido por el mar, forma una profunda ensenada. En ella se encontró la famosa Afrodita de Milo, más conocida como Venus de Milo, datada entre los años 130 y 100 a.C. En la Guerra del Peloponeso fue atacada por Atenas en una campaña narrada por Tucídides en su Historia de la Guerra del Peloponeso, que culminó con su destrucción, y en la que los hombres fueron asesinados, y las mujeres y los niños vendidos como esclavos.



Año en que se sitúa la acción

Según nos explica Tucídides, los hechos de Melos suceden al finalizar el decimoquinto año de la Guerra, que comenzó en el año 431 a.C., por lo tanto se sitúan en el año 416 a.C.



Efectivos de la acción contra Melos (Milo)

Los efectivos empleados por los atenienses en su acción contra Melos fueron:

·         30 naves de Atenas, 6 de Quíos y 2 de Lesbos

·         1.200 soldados de infantería

·         300 arqueros

·         20 arqueros a caballo venidos de Atenas

·         1.500 soldados de infantería de los aliados, principalmente de las islas.



Neutralidad inicial de Melos (Milo)

Melos era una colonia lacedemonia, por lo tanto poblada por espartanos, y por eso no querían ser súbditos de los atenienses, como el resto de islas de su entorno. De ahí que proclamaran su neutralidad, que no fue aceptada por los atenienses. En un pasaje del Diálogo de Melos, perteneciente a la Historia de la Guerra del Peloponeso (pág. 520), Tucídides nos relata:

“MELIOS.- Veamos si podemos ser neutrales sin unirnos ni a una parte ni a otra, y que nos tengáis por amigos en lugar de enemigos. ¿No os satisfará esto?

ATENIENSES.- En manera alguna, que más daño nuestro sería teneros por amigos que por enemigos, porque si tomamos vuestra amistad por temor, sería dar grandísima señal de nuestra flaqueza y poder, por lo cual los otros súbditos nuestros a quien mandamos, nos tendrían en menos de aquí en adelante.”

Una vez finalizado el diálogo, los melios acordaron no someterse a los atenienses, y les instaron de nuevo a aceptar su amistad, manteniéndose al margen del conflicto, pero ante la negativa de éstos y el comienzo del asedio y saqueo de su territorio, se vieron obligados a entrar en las hostilidades abiertamente.



Razones de Atenas para someter a Melos (Milo)

El origen de la voluntad ateniense de someter a Melos, se halla en la política expansionista de carácter imperialista llevada a cabo por sus dirigentes, que se traduce en un hecho repetido por todos los gobiernos imperialistas: la voluntad de conservación les lleva a un proceso expansivo en el que quieren tener más para ser lo mismo, y que acaba irremediablemente con el uso de la violencia para alcanzar sus objetivos.

En éste caso, Atenas se sabe muy superior a Melos, por lo que insta a sus ciudadanos a aceptar voluntariamente su sometimiento, reconociendo que los habitantes de la isla son los más poderosos navalmente de entre todas las Cícladas, pero advirtiéndoles que de nada les servirá en caso de tener que afrontar una guerra contra ellos.



Traducción y descripción de términos griegos

·         ápoikoi= colonia (lit. “casa lejos”). En el texto se menciona que los melios son una colonia de los lacedemonios.

·         strategoí= generales. Se trata del plural de la palabra στρατηγός (general). En el texto, se refiere a los generales Cleomedes y Tísias.

·         présbeis= delegados. En el texto son los representantes enviados por los generales atenienses a negociar con los melios.

·         pléthos= pueblo. Se refiere al pueblo llano, no a los notables.

·         archai= principios en los que se basa el conocimiento. En el texto se refiere a los motivos de la misión ateniense.

·         oligoi= pocos. Se refiere a los notables ante los que debe hablar la delegación ateniense.



Ante que colectivos hablan los delegados de Atenas

La delegación ateniense habla ante los magistrados y notables de Melos, tras la negativa de éstos a que lo hicieran ante la asamblea del pueblo. Su discurso empieza recordando este hecho y reconociendo que los participantes en la reunión podrán proceder con mayor seguridad, ante la importancia de los temas a tratar. Les instan, eso sí, a expresar su opinión punto por punto, sin entrar en largos discursos.



Por qué los melios no dejan hablar a los atenienses ante la asamblea del pueblo?

Tal y como dicen los propios atenienses, porque si así lo hicieran, podrían desarrollar su discurso sin interrupciones, utilizando argumentos seductores que no recibirían ningún tipo de crítica ni reproche por parte del pueblo, y conseguirían convencerles para aceptar sus peticiones.



Tienen los melios alguna alternativa ante la presión ateniense?

La situación de los melios es realmente complicada. Cualquiera de sus decisiones, les abocará a un futuro desolador. En su discurso, los melios intentan persuadir a los atenienses de sus intenciones ofreciéndoles su amistad, y argumentando que de no producirse un acuerdo y desembocar la cuestión en una guerra, sus hermanos lacedemonios acudirán en su ayuda, cuestión que es puesta en duda por los atenienses.

Los melios reconocen que los atenienses se saldrán con la suya de una forma u otra, afirmando que si rechazan el sometimiento pacífico, la situación desencadenará una guerra (para la cual los atenienses ya están preparados), y si por el contrario aceptan someterse, se verán privados de su libertad.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada