diumenge, 10 de juliol de 2011

Templo de Saturno

Se trata de un monumento dedicado a la deidad agrícola Saturno, que se erige en el extremo occidental del Foro Romano. Son los cimientos más antiguos conservados en la zona pues se construyó aproximadamente en el año 500 a.c. También era llamado Aearium, porque en él se guardaba el tesoro nacional romano. El templo marca el comienzo del Clivus Capitolinus, el antiguo camino que llevaba a la cima del monte Capitolino. La dedicatoria del templo fue hecha el día de la celebración de los Saturnalia, el 17 de diciembre, fiesta de fin de año para los antiguos romanos.



El edil Munacio Planco, realizó una completa restauración del edificio en el año 42 a.c.. A esta fase se debe el gran pódium completamente revestido de travertino, con un largo de 40 metros, un ancho de 22,5 y una altura de 9 metros, que aún hoy podemos admirar. Una segunda restauración se remonta al año 283 tras un incendio, como señala la inscripción del arquitrabe. A este periodo pertenecen las seis columnas de granito gris del frente, las dos de granito rojo de los costados, y el frontón realizado casi todo con bloques pertenecientes a otros edificios más antiguos.

Del basamento de travertino nacía un arimez formado por dos podios, divididos por una escalera que daba acceso al templo. En uno de estos podios, debía de tener su sede el Erario, el tesoro público de la antigua Roma. El albergue de esta sede, era la principal ocupación del templo, que también almacenaba los archivos estatales, las insignias y la escala oficial para el peso de metales.

La cella del templo custodiaba la estatua del dios, hecha en madera y que estaba cubierta y provista de una guadaña. Las piernas se cubrían con tallos de lino que sólo se retiraban el 17 de diciembre.

El derrumbe gradual no ha dejado más que los restos del pórtico frontal en pie, con las ocho columnas supervivientes y el frontón parcialmente intacto. En el frontón  de aprecia la inscripción: “Senatus Populusque Romanus incendio consumptum restitut”

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada