dimarts, 5 de juliol de 2011

Templo de Zeus en Olimpia

Orden dórico. Segundo cuarto del siglo V a.c.

El edificio se construyó con piedra calcárea local, revestida de una fina capa de estucado blanco, que simulaba ser mármol. El templo fue erigido en la parte meridional del Altis y sus dimensiones eran imponentes, dándole así una imagen impresionante. Se trata del mayor templo de todo el Peloponeso.

Presenta la estructura clásica de pronaos, cella y opistodomos, con doble columnata de doble planta interior en la cella, como marco para la estatua de culto, obra de Pheidias, cuyo taller todavía existe, idéntico en tamaño y orientación al del templo. Allí, él esculpió y talló las diversas piezas de la estatua antes de que fueran montadas en el templo.

Cuando se terminó la estatua, apenas entraba en el templo y Estrabón escribió:

"… aunque el templo en sí mismo es muy grande, la estatua de Zeus sentada, casi toca el techo con la cabeza. Tenemos la impresión que si se levantara rompería el techo del templo"

La estatua ocupaba la totalidad del ancho del pasillo del templo. Medía aproximadamente doce metros de alto. Zeus fue esculpido en marfil (o modelado, pues en la realización el marfil se remojaba en un líquido que lo hacía más maleable) y fue sentado sobre un majestuoso trono hecho de madera de cedro embutida con marfil, oro, ébano y piedras preciosas. Sobre la mano derecha de Zeus se encontraba una pequeña estatua de Niké, la diosa griega de la victoria, y sobre su mano izquierda se encontraba un cetro brillante con un águila en la punta. Esta estatua era una de las siete maravillas de la Antigüedad.



La iconografía del templo se desarrolla en las esculturas de los dos frontones y la serie de doce metopas (pieza rectangular de piedra o mármol, que ocupa parte del friso de un entablamento dórico) del pronaos y el opistodomos, es decir, en el interior de la columnata. Las metopas exteriores, se dejaron sin decorar.

En las dos series de seis metopas, se representaron por primera vez dentro de la cultura griega, los doce trabajos del héroe Heracles (El león de Nemea, la hidra de Lerna, el jabalí de Erimanto, la cierva de Cerinia, las aves del lago Estínfalo, los establos de Augías, el toro de Creta, las yeguas de Diomedes, el cinturón de Hipólita, los bueyes de Gerióntes, el can Cérbero y las manzanas de oro del jardín de las Hespérides), mostrando composiciones de dos figuras, Heracles y el ser, o bien Heracles luchando contra una bestia.



Las esculturas de los dos frontones presentan figuras trabajadas individualmente o en grupo. Se observa una tendencia a la representación naturalista de las figuras, un análisis y una descripción anatómica precisa y un magnífico estudio de los efectos del movimiento y del paso de los años en el cuerpo humano, pero que también reflejan el estado del alma.

Cerca del opistodomos, creció un árbol verde oliva salvaje, el Callistephanos Elaia, cuyas ramas fueron utilizadas para hacer las guirnaldas de los ganadores en las pruebas olímpicas.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada